¿Por qué no paramos de ver casas de madera?

La madera es un material que como siempre decimos, tiene infinitas posibilidades, tantas como para construir casas solo con ella. Estas posibilidades se deben a sus diversas características que la sitúan como un material ideal para convivir con él. Estéticamente se consigue una imagen muy tradicional y rústica y el día a día en estas casas tiene una serie de ventajas y beneficios tanto para nuestra salud como para el medioambiente.

Beneficios termorreguladores de la madera

Uno de los beneficios por los que las casas realizadas con madera están teniendo éxito es que son unas perfectas reguladoras de la temperatura. La composición interna de la madera tiene la estructura apropiada para que el calor no se propague con tanta facilidad y de ese modo consigue disminuir la humedad de la casa. Además es el perfecto material para climas muy fuertes, ya sean de calor o frío ya que consigue que en el interior del hogar los cambios de temperatura no sean tan bruscos.

Aislante acústico

Entre sus ventajas se encuentra también el hecho de ser un estupendo aislante acústico. Prueba de ello es que numerosos estudios de grabación están construidos en madera y con ello consiguen mejorar la experiencia de los músicos que no reciben ningún tipo de ruido exterior. Por ello, igual que estos músicos disfrutan del aislamiento acústico, nosotros podemos aplicarlo a nuestro hogar y conseguir que este sea el lugar perfecto para evadirnos de todo lo que nos rodea.

Adaptación y rapidez en construcción

Este tipo de casas se caracterizan por su rapidez a la hora de ser construidas y es que en el breve tiempo de tres a siete meses podemos tenerlas listas. Además son construcciones que siempre nos permiten realizar cambios en ellas de una forma más sencilla ya que podremos modificar aspectos como la fachada, la terraza o la entrada a nuestro gusto.

Casas ecológicas

Son construcciones ecológicas debido a la limpieza y la escasez de uso de energía en su proceso. Además no debemos olvidar que tratamos con un material renovable, que podremos reciclar al final de su vida útil.

En definitiva, una opción ideal para pequeñas casas en climas complicados, a la que cada vez se está recurriendo con más frecuencia. No olvidemos, que hablamos de un material muy resistente y duradero gracias a las novedosas técnicas que se le aplican.

Copiright - Belesta 2017